El jueves pasado tuvimos el placer de ponernos en contacto con el padre del free jazz, el saxofonistas texano Ornette Coleman. A través de una entrevista telefónica, Ornette contestó todas nuestras preguntas y más: comentó apuntes sobre armonía, también habló sobre sus comienzos, sus influencias, qué cosas busca en los músicos de hoy en día, explicó su visión sobre la importancia del sonido, y dio consejos para los que recién comienzan en el mundo de la música. Todo con el mejor humor del mundo, intentando explicar con palabras sencillas conceptos complejos.

 

Ornette Coleman

Para leer una breve biografía de Ornette Coleman seguí el link.

Para leer la entrevista, seguí leyendo esta nota!

¿Por qué empezaste a tocar música?


Bueno, yo nací en Fort Worth, Texas, y yo vivía en un entorno en el que la mayoría de las personas eran músicos profesionales, actores y científicos. Así que le pregunté a mi madre si yo podría tener un saxo, mi instrumento. Ella le dijo que si yo ahorraba mi dinero podría, así que hice eso. Un día ella me dijo que busque debajo de la cama: había un saxo, lo levanté y me puse a tocar sin saber nada sobre música o sobre cómo se toca un saxo. Desde entonces he sido muy entusiasta acerca de la calidad de sonido.

Cuando empezabas con tu carrera como músico, ¿quién fue el primero que escuchó tu manera de tocar y tu sonido y dijo "Es excelente, es una nueva visión acerca de lo que es el jazz"?


Creo que fue mi primo, su nombre es James Jordan. Él es profesor, estaba muy entusiasmado con lo que yo estaba intentando lograr (con más o menos perspectiva) y estaba yendo bien.

¿Cuáles son tus influencias musicales? ¿Quiénes son tus ídolos?


Creo que la música es algo que todo ser humano disfruta, no podés encontrar ninguna persona adulta que no le guste la música, alguien que realmente goza del sonido, realmente disfruta de la música. En mi caso, fui inspirado por el entorno que me rodeaba, donde había un montón de músicos. Eran mayores que yo, pero podía ir, sentarme y escucharlos tocar. Así que decidí pedirle a mi madre que quería disfrutar de eso. Cuando escuché la música que reproducían a través de sus instrumentos, empecé a preguntar ¿qué es eso? Y he encontrado lo que era. Le pregunté a mi madre, ¿me puedo comprar un instrumento? Ella dijo: "Claro, pero tenés que salir y buscar los medios para poder hacerlo". Una noche ella me dijo que busque debajo de la cama, y había un saxofón. Lo recogí y lo toqué, yo no tenía a nadie que me enseñe. Simplemente lo toqué porque pensé que era un juguete.

¿Sos influenciado por bandas de nuestros días?


Creo que tengo la edad suficiente para reconocer algo que nunca existió y algo que ya existe, y todo está basado en la calidad de la raza humana. Y para mi, me entusiasma más unirme a la raza humana así toda la calidad que escucho es humana, disfrutada por todos.

¿Qué buscas en un músico para pedirle que toque con vos?


Simplemente lo invito a que venga y empiece a tocar. Acepto a todos aquellos que estén libres para disfrutar de las cosas que quieren hacer o que disfrutan hacer. Pero una de las cosas que es muy importante para todos los seres humanos es el sonido. O sea, imaginate si no hubiera sonido, sería un día muy aburrido para los humanos. Todos  las personas que ves se expresan a través de su propia voz, o tienen algún otro talento con el cual se pueden expresar. Se lo llama arte y música, y no empeora, sino que mejora día tras día.

De todos los músicos con los que tocaste, ¿quiénes son tus preferidos?


Bueno, vos sabés que nací en Forth Worth, Texas, y allá había muchísimos músicos mas grandes que yo. Empecé a ir a escucharlos, y cuando crecí me invitaron a tocar con ellos. Esa es una de las razones por las que terminé tocando música... Me gusta el saxo, tengo que poder tocar un instrumento y decir "Si, me gusta hacer esto" porque no solamente lo disfruto, sino que a la gente le gusta escuchar sonidos que salgan de instrumentos musicales. Así, nadie nunca me dijo nada, simplemente asumo que a todos les gusta la música.

¿De dónde sacás tu inspiración?


Lo que me preguntas suena como si yo estuviera influenciado por cosas que a vos te preocupan que tienen que ver con el sonido. Vos tocás algún instrumento?


Si, toco el saxo alto y el soprano.

Te voy a dar tres cambios armónicos que podés tocar y no te vas a tener que preocupar más por el saxo: Do mayor 7, Si bemol menor 7 y Re menor con Si, Si bemol y La. ¿Son doce notas, no? Do mayor 7: do, mi, sol y si. Si bemol menor 7: Mi bemol, Sol bemol, Si bemol y Re bemol. Re menor: Si, Re, Fa, La, Si bemol y Si. Esos tres cambios armónicos te van a sorprender con todas las ideas que necesites para la música occidental.

Cuando preparaste los álbumes "The Shape of Jazz to come" y "Free Jazz", ¿sabías que estabas a punto de cambiar la historia del jazz y de la música moderna? Como Charlie Parker hizo con el bebop, o Miles Davis con la grabación de Kind of Blue.

Nunca pensé en un estilo, simplemente prefiero una idea que un estilo.

Nos llegó que no te gustaba el término "Free jazz" para llamar a tu idea de música, ¿por qué es eso?

No, no tengo nada en contra de un nombre o un sonido: solamente creo que el sonido no necesita un nombre, el sonido hace un nombre.

¿Qué consejo le darías a una persona que está empezando a aprender sobre música y cómo tocar un instrumento?


La primer cosa que le preguntaría es cómo se siente sobre la calidad del instrumento que le gusta, especialmente sobre el sonido que disfruta que sale de su instrumento. Si este sonido tiene algo que escucha y que le gusta, yo diría que la única cosa que hay que hacer es que analice sus propias emociones y ver como usar el sonido para expresar más que solo notas: quizás ideas, emociones y conceptos. Todas esas cosas vienen de la calidad del sonido. Ahí está la emoción, ahí está el concepto, ahí está el conocimiento y ahí esta también de lo que es la melodía, la armonía y la calidad. El sonido en si es eterno, no necesita un título.

La última pregunta para los saxofonistas: ¿qué tipo de saxo y boquilla usás?

Creo que estoy usando una boquilla Berg Larsen, pero yo prueba boquillas como prueba zapatos. Es verdad. No tengo una boquilla especial porque cada una tiene una tendencia a darte un diferente color de tono, así que me gusta eso. Peor tengo una boquilla, y creo que es una Berg Larsen, pero estoy siempre buscando una mejor. Sobre mi saxo, todavía estoy usando el saxo que me regalaron cuando recién empecé a tocar jazz. Creo que es un Selmer. Me lo regalaron, no lo compré, así que nunca me puse a pensar de donde venía, simplemente aprecié el hecho del regalo.

 

Ornette estará tocando en Buenos Aires el 7 de mayo en el Gran Rex. Para sacar entradas, pueden comprarlas por Ticketek.